sacerdotepedroriascos
  MEDITACIONES CORTAS
 

Resurección de Nuestro Señor... El que Crea en mí, No Morirá. Imágen © www.oremosjuntos.com © Cecill Torres Villar



ENVIE SU PETICION DE ORACION a
wpauta@yahoo.es
indicando su nombre y peticion
Dios nuestro, tu que puedes darnos un mismo querer y un mismo sentir, concedenos a todos amar lo que nos mandas y anhelar lo que nos prometes, para que, en medio de las preocupaciones de esta vida, pueda encontrar nuestro corazon la felicidad verdadera. Amen.
MEDITACION No. 152G-8
El secreto de la buena convivencia
Julio 23
 
Acierta ciudad llego un hombre vendiendo una famosa "agua magica de Jerusalem". Compraron todas las esposas provenientes de hogares en decadencia y que tenian problemas con el esposo. La formula era la siguiente: Señora cuando su esposo llegue de malas pulgas, gritando, insultando etc. usted echese un trago de agua magica a la boca y mantegalo ahi hasta que deje de molestar. Cuidado no se la trague que se envenena. De echo funciono con resultados extraordinarios. Los problemas familiares cesaron y los matrimonios de nuevo convivieron armoniosamente.
 
Entonces el sacerdote de la parroquia le pregunta: Amigo ¿donde consiguio usted esa agua magica de Jerusalem tan buena? A lo que el mago respondio: A usted padre le dire la verdad. El agua ni es magica ni es de Jerusalem. Es del chorro de una manguera, pero el secreto es que mientras el esposo insulta y pelea, la esposa se llena la boca con el trago de agua y asi no puede hablar ni pelear, porque para pelear se necesitan dos.
 
Comentario:
 
El matrimonio es un proyecto de vida para ser feliz haciendo feliz a otra persona. Este es el designio divino. Vivir juntos y felices y amarse con amor fiel y eterno hasta que la muerte los separe.
 
Cita Biblica:
 
"En efecto, el marido es cabeza de su esposa, como Cristo es cabeza de la Iglesia, cuerpo suyo del cual es asimismo Salvador. Y asi como la Iglesia se somete a Cristo, asi tambien la esposa debe someterse en todo a su marido.
 
Maridos amen a sus esposas como Cristo amo a su Iglesia y se entrego asimismo por ella. Queria que esta esposa suya fuera santa y por eso la limpio junto con el bautismo y la Palabra Santa. Deseaba presentarsela asimismo muy gloriosa, sin mancha ni arruga, ni nada parecido sino santa e inmaculada.
 
Del mismo modo los maridos deben amar a sus esposas como aman a sus propios cuerpos. Amar a su esposa ¿no es amarse asimismo? Y nadie jamas ha aborrecido su cuerpo, al contrario lo alimenta y lo cuida. Eso es justamente lo que Cristo hace por la Iglesia, pues nosotros somos parte de su cuerpo. Es lo que dice la Escritura: El hombre dejara a su padre y a su madre para unirse con su esposo y los dos no formaran sino un solo ser. Este misterio es muy grande y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.
 
En resumen, que cada uno de ustedes ame a su esposa como a si mismo y que la esposa respete a su marido". (Efesios 5, 23-33)
 

 

ENVIE SU PETICION DE ORACION a

wpauta@yahoo.es

indicando su nombre y peticion


 
  Hoy habia 1 visitantes (6 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=